fbpx

Sedación consciente: un método para perderle el miedo al dentista

Sedación consciente: un método para perderle el miedo al dentista
29 marzo, 2019 Clínica Dental MyDent
sedación consciente

Son muchos los pacientes que evitan someterse a sus tratamientos dentales por miedo al dentista. No obstante, esta fobia en la actualidad no debería considerarse un problema, ya que actualmente contamos con nuestro servicio de SEDACIÓN CONSCIENTE en nuestras clínicas MYDENT Parla y Alcorcón, logrando con esto suprimir el dolor y reducir la sensación de ansiedad en nuestros pacientes.

Se trata de un estado de sueño ligero, en el que el paciente se mantiene consciente el tiempo que dura el tratamiento. De hecho, puede comunicarse con su dentista si es necesario. Sin embargo, al estar sedado, alcanza una sensación de bienestar y relajación.

La sedación consciente se puede llevar a cabo mediante dos técnicas: inhalatoria o intravenosa. El método a utilizar dependerá de la recomendación del especialista, ( Anestesista). Suele estar indicada en procedimientos quirúrgicos largos. Por ejemplo, en tratamientos que implican la extracción de dientes, la inserción de implantes y la colocación de una prótesis fija en una sola cita, o simplemente en pacientes con alto nivel de ansiedad.

Sedación consciente inhalatoria

En la sedación consciente inhalatoria se emplea una mezcla de oxígeno y óxido nitroso, conocido como ‘gas de la risa’, que actúa como un analgésico que relaja el sistema nervioso central. El paciente lo respira a través de una mascarilla y experimenta una sensación de confort. Minutos después de que el especialista culmina el procedimiento y retira la mezcla gaseosa, el paciente recupera su estado normal.

Sedación consciente intravenosa

En la sedación consciente intravenosa, se administra por esta vía medicamentos hipnóticos e inductores del sueño. Así, durante la intervención, el paciente permanecerá controlado y sus funciones vitales serán monitoreadas por el Anestesista.

Una vez concluido el procedimiento, el paciente puede estar un poco aletargado. Sin embargo, no necesita una recuperación adicional. Dependiendo de la persona, los efectos de la sedación pueden durar entre dos y cuatro horas. Por ello, es recomendable que acuda acompañado.

La sedación consciente no solo es beneficiosa para los pacientes, sino también al especialista, ya que esta reduce el tiempo de trabajo, y permite realizarlo de una manera más cómoda, logrando  minimizar posibles movimientos  que tienden a dificultar el trabajo, dando como resultado un tratamiento más optimo y una experiencia mucho más agradable para nuestros pacientes.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

¿Hablamos?